Cómo mantener tu bicicleta eléctrica siempre a punto

Las bicicletas eléctricas son medios de transporte muy utilizados y gustados porque son económicos, ecológicos y divertidos. Estas bicis tienen el aspecto de una bici convencional o de montaña, pero tienen incorporado un motor eléctrico que es lo que marca la diferencia. Su mantenimiento no es complicado, pero para tenerla siempre a punto te recomiendo comprar grupo electrógeno portátil, para que puedas recargarla donde quieras que estés. Y es que, precisamente, quedarse sin carga pudiera ser el punto débil de estas bicis, pero esto tiene solución. A ver, se trata de los casos en los que pretendas recorrer largas distancias y temas que tu bici se quede sin carga.

Entre las muchas ventajas que tienen las bicicletas eléctricas está que para conducirlas no se necesita permiso ni seguro, porque estos vehículos se rigen por las mismas directrices que las bicis convencionales. Eso sí, el motor de la bici no debe exceder los 250W y no es recomendable conducir a una velocidad mayor que los 70 kilómetros por hora. Los accidentes se pueden evitar, todo depende de la conciencia y responsabilidad de cada conductor. Y recuerda, usa siempre los accesorios de seguridad como casco y rodilleras.