En la vida y en los negocios, el trabajo físico va de la mano de las estrategias

En la vida y en los negocios, el trabajo físico va de la mano de las estrategias, tal como puedes comprobar en estas confiables y fidedignas opiniones EAE que puede conocer a través de este vínculo que te sugiero. Pues el perfecto equilibrio en el ser humano se consigue a través de la integración a la vida del ejercicio mental (estrategia) y el físico (trabajo).

Pues el esfuerzo físico en tareas de este tipo mejora la salud y la condición física de los empleados, así como el estado de su salud psicosocial, aumenta la motivación y delatan una actitud más positiva en las rutinas laborales. Se nota una mayor satisfacción personal, individual y sube la autoestima, así como se reduce el consumo de medicamentos entre el colectivo. Otra ventaja es que disminuye el absentismo, se incrementa la productividad y la cohesión social. Mejora indiscutiblemente el perfil cardiovascular de los trabajadores con disminución sensible en los niveles de colesterol, con un significativo aumento del HDL (lipoproteínas de alta densidad). Mejora ostensiblemente el índice glucémico basal, baja la presión arterial y mejora el perfil de triglicéridos.

El ejercicio físico motivado por tales labores también atenúa la sensación de fatiga y disminuye los niveles de colesterolemia.