Lentes de Contacto, una solución estética para la corrección de la vista

Si eres de esas personas que tiene limitaciones visuales pero los anteojos no te lucen o te parecen incómodos, en éste artículo te invitamos a conocer la mejor alternativa para ese problema, los lentes de contacto o lentillas.

¡Sigue leyendo nuestro artículo y aprende más sobre los lentes de contacto!

¿Qué son los lentes de contacto?

Son lentes muy finos, curvados y transparentes de material plástico que cubren toda la superficie del ojo la película lagrimal de la córnea. Los lentes se dividen en dos tipos: rígidos y blandos. En tiempos recientes las personas utilizan en la mayoría de los casos del tipo blandas por su rápida adaptabilidad. En su mayoría, los lentes de contacto son transparentes, pero se aplica en pocas ocasiones un tinte de color para facilitar su manejo. Puedes adquirir lentes de contacto 365 días del año.

De igual manera que los anteojos, los lentes de contacto corrigen los problemas de visión causados por los errores refractivos, éstos errores son aquellos que ocurren cuando el ojo no refracta la luz de manera apropiada dentro del ojo, causando una imagen borrosa de lo que percibimos.

Tipos

Si bien las lentillas se siguen utilizando herramienta de corrección visual, nos encontramos alternativas para crear efectos más estéticos y originales. Los lentes de contacto de color te hacen lucir un tono distinto en los ojos además de crear efectos especiales que tendemos a ver en películas o series. Repasemos sus tipos:

Rígidos

Es el tipo más común de lentes de contacto. Son duraderas y más pequeñas además de fácil mantenimiento pero necesitan de un mayor tiempo de adaptación, llegan a desplazarse dentro del ojo y es necesario readaptarlos si dejas de usarlos por corto tiempo. Se recomiendan para un tipo especial de astigmatismo o para personas con alergias recurrentes.

Blandos

Compuestos en su mayoría por agua. Estás lentillas son las más cómodas que se encuentra en el mercado actualmente, la adaptación no dura mucho tiempo.  Dentro de éstas encontramos 3 tipos de lentillas:

  • Uso diario:se usan estando despierto y se quitan para dormir. Tienden a ser desechables. Es necesario tener un par diarios para reemplazarlos. Estos son recomendables si solo los necesitas para usos esporádicos.
  • Uso prolongado: se pueden usar para dormir pero se requiere quitárselos una vez por semana para limpieza ya que pueden causar infecciones graves. Su tiempo de uso promedio es de un mes.
  • Tóricos:corrigen el astigmatismo pero no tan bien como los lentes de contacto rígidos. Son de uso prolongado pero su costo es elevado con respecto a las demás lentillas blandas.
  • De color y estéticas:mientras que las de color, como su nombre lo dice, cambian el color natural de tus ojos y corrigen tu visión, las estéticas solo cambian la apariencia. Podrás tener los ojos de cualquier personaje, criatura o animal. También son utilizadas para cubrir deformidades al nacer o por lesiones.

Hay que tener en cuenta siempre que antes de comprar lentillas es necesario que consultes a un profesional ya que deben ser prescritas sino se toma esa previsión es posible que sufras complicaciones como ceguera. Por lo tanto te recomendamos lo siguiente:

  • Habla con un especialista, ellos te darán una perspectiva más completa del uso adecuado de lentes de contacto.
  • Compra en lugares especializados.
  • Asegúrate de que tus lentillas tengan un buen mantenimiento.
  • Sigue todas las instrucciones de los productos especializados y del profesional al que hayas acudido.

¡Sigue leyendo nuestro sitio web para más información sobre el tema!